Salvador Salom Climent 2010-2019 ©

Salvasalom@gmail.com

dissabte, 9 de febrer de 2019

Los cuatro elementos de la vida......










     Hoy, después de mucho tiempo he dibujado algo que para mi es un mandala con una gran intención, donde he querido representar los cuatro elementos, la relación entre ellos,la interacción, así como se dan en la vida...Hoy es un día triste, entendiendo hoy como el presente, este largo presente tan desprovisto de lo que para mi es mas esencial.
    A veces, sobre todo antes de escribir algo así o hablar de esta manera, pienso que quizás soy yo, que únicamente es mi propio momento y que este sentimiento refleja un estado personal que no tiene porque ser extensivo a todo el mundo... Ahí estáis los posibles lectores ocasionales para juzgar si el mundo atraviesa uno de sus mas oscuros lugares o si solo es una proyección de mi angustia vital.....Para mi, el fuego en este caso esta en el propio interior, no es una fuerza externa, no es un fuego que arrasa ni que quema, es como el motor transformador, el modelador del resto de elementos, capaz de cambiar los estados, capaz de generar el movimiento necesario....Nuestro fuego interior es algo extraño y rara vez sabemos identificar el lugar físico donde se genera, ya que con frecuencia el mundo de lo emocional todavía no está suficientemente estudiado en los aspectos que van mas allá de la razón...pero decimos que esta dentro de nosotros y que nos mueve a hacer cosas. De nuevo la base geométrica del hexágono, sencilla funcional y muy terrestre, así como los círculos con-céntricos, un pequeño planeta aislado, auto suficiente... el interior profundo se comunica con el exterior aéreo a través de volcanes como chimeneas y las aguas alcanzan el centro a través de profundas fosas y abismos donde va a parar todo al final.. Lugares que conviene conocer bien para ser consciente de la complejidad y la delicadeza de nuestros propios sistemas y de la extrema importancia de entrar en otro modelo de vida y de crecimiento.....Hace ya bastantes años tuve la inmensa suerte de entrar en contacto con la ayahuasca, esta planta maestra amazónica de uso milenario. Aún hoy en día en círculos domésticos no son muy conocidos estos rituales ancestrales. Para mi cada una de las veces   fue como una inmersión en el fondo de mi mismo y a la vez una inmersión en el fondo del todo..En esos mundos, la identificación de lo propio con el todo , la "visión"de la unidad es extremadamente liberadora, la sensación de que el Ser y el Estar son la misma cosa y que es una forma de "amor" superior lo que amalgama y da consistencia al universo......y es sobre todo eso lo que veo que falta para mi en este momento del mundo. La velocidad a la que ocurre todo en este tiempo, nos oculta los detalles de las cosas mas  cercanas, a veces es muy duro detenerse en seco y mirar.  Muchos no estamos acostumbrados ni siquiera a mirarnos a los ojos fijamente frente al espejo, cosa que parece en principio absurda o irrelevante pero que vale la pena probar.....En fin, mi primer mandala del año con deseos de un "amor" superior que contribuya a hacernos mejores personas....

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Creative Commons License Obra de Salvador Salom Climent sujeta a licencia.